Spanish

Malote, el duende tramposo

Audio File: 
Transcript: 
Malote, el duende tramposo Muy cerca de la Ciudad de las Hadas vivía Malote, el duende tramposo. Malote vivía en una cueva oscura y húmeda, a la que las hadas no se acercaban nunca. Todas sabían que Malote era peligroso, así que se mantenían siempre muy lejos de él. Y, si se lo encontraban, huían y daban la voz de alarma. En la Ciudad de las Hadas había un dicho: “Cuanto más lejos esté Malote el tramposo, mejor”. La pequeña hada Lucibella se sabía el dicho de memoria, y lo repetía sin parar.

El caracol y el rosal

Audio File: 
Transcript: 
El caracol y el rosal Alrededor del jardín había un cerco. Al otro lado del cerco se extendían campos y praderas donde pasaban ovejas y vacas. En el centro del jardín crecía un rosal lleno de flores. Entre estas rosas vivía un caracol. -¡Paciencia! -decía el caracol-. Ya llegará mi hora. Haré mucho más que dar rosas. -Esperamos mucho de ti -dijo el rosal-. ¿Podría saberse cuándo me enseñarás lo que eres capaz de hacer? -Me tomo mi tiempo -dijo el caracol-. Ustedes siempre tienen prisa.

El caballero sin armodura

Audio File: 
Transcript: 
El caballero sin armadura Había una vez un caballero que quería recorrer el mundo en busca de fama, fortuna y, sobre todo, aventuras. Así que tomo su caballo, sus armas y se puso en marcha. -¿Qué pasa con la armadura? -le preguntó su mejor amigo-. ¿No pretenderás luchar una batalla? ¿Qué clase de caballero eres si no llevas armadura? -El verdadero caballero no es una armadura, es una actitud -dijo firmemente el caballero-.

La suerte puede estar en un palito

Audio File: 
Transcript: 
La suerte puede estar en un palito Hoy les voy a contar un cuento sobre la suerte. Todos conocemos la suerte; algunos la ven durante todo el año, otros solo de vez en cuanto. Pero todos la vemos en alguna ocasión. Érase una vez un hombre pobre, nacido en la miseria, criado en ella y en ella casado. Era tornero, y hacía principalmente anillos de paraguas; pero apenas ganaba para vivir. -¡Nunca encontraré la suerte! -decía.